PRIMEROS PASOS CON MI SISTEMA DE COMUNICACIÓN

Primeros pasos con
mi sistema de comunicación

Cómo empezar a utilizar mi IRISBOND DUO.

¿Qué es la curva de aprendizaje?

Desarrollada junto a los mejores profesionales del mundo de la Educación y la Comunicación Aumentativa y Alternativa, este gráfico nos permite avanzar de manera pautada e intuitiva. Desde una interacción natural con el ordenador hasta un acceso preciso a una inclusión social y laboral.

En nuestro caso, incorporamos varios programas claves a la hora de enseñar, aprender y avanzar en las capacidades de cada usuario; para que pueda demostrarle al mundo quién es y cómo puede llegar a ser.

En la etapa inicial el usuario no tendrá interacción consciente con el dispositivo. Solo mirará a la pantalla del ordenador, donde se reproducirán imágenes que atenderán a la estimulación visual y al seguimiento ocular de las figuras que aparecen.

Para asegurarnos de que esta etapa se supera satisfactoriamente, utilizaremos la aplicación Inclusive Games para comprobar los puntos de fijación y el recorrido visual del usuario. Es una herramienta indispensable para el diagnóstico de los profesionales.

En esta etapa el alumno tendrá una interacción consciente con el dispositivo y descubrirá que sus movimientos oculares se corresponden con el movimiento en la pantalla desencadenando hechos concretos (que resultarán agradables y divertidos). Pero, sobre todo, le ayudaremos a entender el funcionamiento de Irisbond de manera sencilla y lúdica.

El primer paso para controlar el ordenador con la mirada es hacerle comprender al usuario que cuando dirija su mirada a la pantalla, el solo hecho de mirar tiene consecuencias. En otras palabras: hay que conseguir que cuando el usuario mire a la pantalla, pase algo emocionante.

Después de superar con éxito las etapas anteriores, el usuario ya reconoce el dispositivo y su función. Ahora debemos enseñarle su valor comunicativo a través de la valoración de su competencias, habilidades, nivel cognitivo, etc.

Elegimos el tipo de comunicador y el número de pictogramas que contempla. Es preferible empezar por el comunicador más simple e ir descubriendo con el usuario, poco a poco, nuevos pictogramas.

El comunicador crecerá con el niño o niña, sin perder su imagen inicial ni cambiar sus funciones. Los paneles de comunicación aumentarán gradualmente, y se personalizarán ajustando los pictogramas a las competencias y necesidades del usuario final.

En esta fase, y tras mucha práctica, habremos conseguido escribir en el comunicador, ser precisos con nuestras elecciones y tener la total capacidad para llevar a cabo las actividades que más nos motiven con el ordenador: navegar por Internet, interactuar en redes sociales, utilizar la ofimática…

Con acceso al ordenador y a Internet podemos realizar cualquier tipo de actividad.

El acceso con la mirada a nuestro día a día ya está interiorizado y se es capaz de hacer cualquier actividad con los ojos. La motivación e ilusión es máxima y los únicos límites son los que quiera marcarse el usuario.

Puede que también te interese

Mantente al día con nuestra newsletter

Recibirás un email periódico con las novedades de Irisbond

      Estoy interesad@ en recibir información sobre:
    LuchadoresCreadoresAmbos