TRUCOS Y CONSEJOS

“Un niño o niña de 18 meses ha sido expuesto a 4.380 horas de lenguaje oral, 8 horas por día de promedio, desde su nacimiento.
Un niño o niña con un sistema de comunicación, SAAC, que recibe terapia de lenguaje dos veces por semana durante 30 minutos, alcanzará la misma cantidad de exposición al lenguaje en 84 años”.

Jane Korsten, logopeda (2011)

¿CÓMO PUEDO AYUDAR SIN SER UN PROFESIONAL DE LA CAA?

Ahora detengámonos un momento a reflexionar.

Sabemos que la comunicación es un derecho fundamental de las personas. Pero, ¿nos damos realmente cuenta de que para muchas la CAA es la única forma de ejercer ese derecho? Sin un Sistema de Comunicación Aumentativo y Alternativo muchas de ellas no pueden hacerlo, aunque puedan, tenga capacidad y quieran.

Gran parte de la cuestión comienza en el entorno de esas personas. No es consciente de lo que les pueden aportar. Aunque no sean profesionales, pueden favorecer y mejorar la CAA. Es importante tomar consciencia al respecto.

La CAA se debe trabajar a diario. Y entre todos: cuidadores, empresas, asociaciones, terapeutas, familias… Los entornos naturales como el hogar y los lugares habituales donde acudimos favorecen enormemente la motivación del usuario, facilitando que surja la comunicación y un entendimiento e interacción.

Por eso, la formación y el servicio continuo es importantísimo. Aunque a veces no seamos conscientes, es vital. Hablamos de formación y servicio, no solo para la persona que utiliza un sistema de CAA, sino también para su entorno.

Los mayores casos de éxito son aquellos en los que todos, entorno familiar y habitual, están involucrados al 100% para afrontar con ilusión y constancia situaciones para las que casi nadie está preparado.

Lo importante en la vida es la actitud con la gestionamos las cosas que nos ocurren. Y si esas cosas son difíciles, pensemos en que mayor será la satisfacción que tendremos al superarla.

Puede que también te interese

Formaciones
online

Formaciones
presenciales